San Miguel Arcángel, Príncipe de la Milicia celestial

San Miguel Arcángel, Príncipe de la Milicia celestial
"San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla, sé nuestro amparo contra la perversidad y acechanzas del demonio; reprímale, Dios, pedimos suplicantes, y tú, Príncipe de la Milicia celestial, arroja al infierno, con el divino poder, a Satanás y a los demás espíritus malignos, que andan dispersos por el mundo para la perdición de las almas. Amén".

martes, 31 de enero de 2017

San Ildefonso



San Ildefonso  recibe de manos de María un regalo personal de Jesús para él. Según la Tradición, la Virgen se le apareció en la capilla rodeada de ángeles y portando el citado ornamento le dijo: “Tú eres mi capellán y fiel notario. Recibe esta casulla la cual mi Hijo te envía de su tesorería”. Debido a la abundancia de pruebas que certificaron que la aparición de la Virgen y el regalo de la casulla tuvieron lugar y fueron efectivamente reales, el Concilio de Toledo ordenó un día de fiesta especial para perpetuar su memoria, siendo documentado el sobrenatural evento en el Acta Sanctorum como “El Descendimiento de la Santísima Virgen y su Aparición”. El regalo de la casulla a San Ildefonso fue en premio por haber escrito el “Tratado de Perpetua Virginidad de María”. ¿Y qué sucede con aquellos hijos de la Virgen, que no tenemos los méritos de San Ildefonso? No nos deja Nuestra Madre desamparados, puesto que, sin merecerlo de nuestra parte, la Virgen nos concede, no una casulla de tela sobre el cuerpo, sino la gracia de su Hijo Jesucristo, en el alma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario