San Miguel Arcángel, Príncipe de la Milicia celestial

San Miguel Arcángel, Príncipe de la Milicia celestial
"San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla, sé nuestro amparo contra la perversidad y acechanzas del demonio; reprímale, Dios, pedimos suplicantes, y tú, Príncipe de la Milicia celestial, arroja al infierno, con el divino poder, a Satanás y a los demás espíritus malignos, que andan dispersos por el mundo para la perdición de las almas. Amén".

miércoles, 21 de julio de 2010

Cristo sangra, y en su sangre nos dona su vida y su amor

video

El día 11 de junio de 2010, Solemnidad del Sagrado Corazón, sangró una imagen en sobrerrelieve de Nuestro Señor Jesucristo, ubicada en el Oratorio de Adoración Eucarística Perpetua en la ciudad de Yerba Buena, provincia de Tucumán, Argentina.

La sangre comienza en la mitad izquierda del cráneo, lo cual es compatible con la ubicación de la corona de espinas de Nuestro Señor, y se desliza hasta la barbilla, hasta caer en los dedos de la mano izquierda de la imagen, que se encuentra apoyada en el pecho, a la altura del corazón.

La imagen de Cristo sangrante nos remite a la coronación de espinas y a la Pasión, lo cual a su vez nos lleva a considerar el amor infinito de Dios hacia los hombres, por un lado, y la maldad que habita en el corazón humano, por otro.

La meditación en la Pasión del Señor nos debe llevar a la conversión: oración, penitencia, sacrificios, caridad y misericordia en obras y no tanto en palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario